General | Cine | Música

¿Cuándo comenzó el ser humano a vestirse?


A diferencia de otros mamiferos, el ser humano no cuenta con una protección natural contra el frío, y el cuerpo desnudo solo experimenta bienestar cuando se encuentra a una temperatura de unos 21ºC. Así, la especie humana es la única que elabora y usa ropa. De hecho, la vestimenta refleja mucho de lo que somos: nuestro modo de vida, nuestros orígenes, nuestra ocupación, nuestras creencias e incluso nuestro estatus social.

Se estima que el ser humano comenzó a usar algún tipo de vestimenta hace 70.000 años (como curiosidad, podemos apuntar que los restos de homo sapiens sapiens (humano moderno) más antiguos tienen unos 195.000 años!). Al principio “nuestra ropa” consistía básicamente en hojas secas o pieles de animales que se enrollaban o sujetaban al cuerpo de alguna forma.

Es difícil imaginar cómo se puede saber de forma aproximada cuándo comenzamos a vestirnos ya que actualmente no queda ni rastro de esta “ropa” ancestral. Sin embargo, unos diminutos conocidos de todos nosotros han ayudado a los científicos a averiguar este dato: los piojos. Parece ser que diferentes estudios genéticos han demostrado que el piojo que infesta al ser humano, y que requiere del calor proporcionado por la ropa para sobrevivir, evolucionó en esos tiempos. Increíble no?

Con respecto a otros utensilios relacionados con la moda prehistórica, en Rusia se han encontrado agujas de hueso y de marfil de nada más y nada menos 30.000 años! Esta época de la historia coincide además con una glaciación que asoló gran parte del planeta, por lo que los antiguos humano comenzaron a confeccionar ropajes para protegerse del frío y sobrevivir.

Originalmente, tanto las prendas como los adornos eran fabricados por quienes los portaban o por artesanos. Incluso en algunos lugares como la India o Pakistan se pensaba que crear prendas hermosas era signo de buena suerte. Hoy en día la fabricación artesanal de prendas de ropa es muy escasa, y lo habitual es la producción en serie lo que abarata su coste y facilita su accesibilidad y distribución en todo el mundo, pero al mismo tiempo limita la diversidad de estilos. Así, por ejemplo, una gran variedad de culturas han adoptado el típico atuendo de pantalones vaqueros, camisetas y zapatillas de deporte, aunque ninguno de estos elementos hayan formado parte de su historia ni tradición.

El coeficiente de optimismo

Os dejo la entrevista que Buenafuente hizo a Emilio Duró a finales del mes pasado. En ella habla del coeficiente de optimismo, un concepto que ha desarrollado él a lo largo de los años. No os digo más, porque merece la pena oírle a él. Que cada uno se quede con lo que le guste más:

Hace dos años, Duró dio una conferencia de dos horas en el Congreso del Comercio Galego donde expuso su teoría de “El Coeficiente de Optimismo”, así que si quereis saber más sobre este tema sólo teneis que pinchar aquí.

Talento…

“Smooth Criminal” interpretada al cello por Stjepan Hauser y Luka Sulic… me parece buenísima :).

El único instrumento es la voz… increíble!

Empezar el año con música

Os dejo un trocito del Concierto Año Nuevo del 2010… que se repetirá dentro de un par de días para estrenar el 2011.

Preciosa música clásica para empezar el nuevo año con buenas sensaciones.

La Marcha Radetzky:

¡FELIZ 2011 A TODOS!