Project details

Alan Turing fue un pionero de los campos de la computación y la inteligencia artificial, y uno de los padres de la informática actual.

Nació en 1912, en el seno de una familia de clase media londinense. Su padre, funcionario británico en India, deseaba que Alan fuera criado en Inglaterra. Por esa razón, cuando sus padres regresaron a India, lo dejaron al cuidado de unos amigos. Tenía solo 1 año de edad.

Durante su periodo de estudiante, pasó por diferentes centros de prestigio como el King’s College de Cambridge y la Universidad de Princeton, en los que se especializó en matemáticas, lógica y teoría de probabilidades. En 1936 publicó un trabajo en el que propuso un ingenio abstracto, conocido posteriormente como máquina de Turing. La máquina de Turing es un modelo matemático que opera y lee instrucciones de una cinta y que es capaz de emular la lógica de funcionamiento de cualquier algoritmo de un computador. Lo más sorprendente es que Turing desarrolló este modelo, que podía describir el funcionamiento de los ordenadores, antes de que existiera la tecnología capaz de construirlos.

máquina de Turing

En la imagen se muestra una representación artística de la máquina de Turing

En 1938, tras completar su doctorado en Princeton, Alan regresó a Gran Bretaña y comenzó a trabajar en la Escuela Gubernamental de Códigos y Cifrados, donde investigó sobre el descrifado de códigos de la máquina alemana Enigma. Al principio no se dedicó exclusivamente a esta tarea, pero tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial se mudó a Bletchley Park y se concentró por completo en la criptografía.

Trabajando en Bletchley Park junto con otros colegas desarrolló La Bombe, una máquina electromecánica basada en el trabajo de unos criptógrafos polacos y con la que se consiguió descrifrar el código de las Enigma. El funcionamiento de La Bombe se basaba en una heurística que permitía acotar las posibilidades descartando las combinaciones menos probables. Lo que hacía era estudiar todas las posibles soluciones a fragmentos del texto original cifrado. Como se centraba en pequeños fragmentos, lograba descartar rápidamente gran cantidad de combinaciones que daban resultados sin sentido. Cuando La Bombe daba con una combinación exitosa se desconectaba la corriente eléctrica.

maquina enigma La Bombe

En las imágenes se muestra una Máquina Enigma (de la exposición QWERTY en MUNCYT Coruña) y La Bombe

Podemos hacernos una idea del tamaño de La Bombe si tenemos en cuenta que la primera que se instaló en 1940 estaba formada por casi 100.000 piezas, 19 kilómetros de cables y 100 cilindros numerados iguales que los que tenían las máquinas Enigma. Cinco años más tarde, ya funcionaban 100 máquinas como esta a la vez, llegando a descodificar 2 mensajes por minuto. El descifrado de los códigos alemanes fue esencial para ganar la Segunda Guerra Mundial y por esta razón Alan Turing fue condecorado con la Orden del Imperio Británico en 1945.

Tras su estancia en Bletchley Park, Turing pasó a trabajar en el National Physical Laboratory de Londres, en el que pudo aprovechar su experiencia de trabajo con la computadora Colossus para diseñar el que podría haberse convertido en el primer ordenador de programa almacenado, ACE. Sin embargo, el proyecto se retrasó y no llegó a completarse hasta 1950.

test de turingDecepcionado por estas demoras, Turing aceptó un puesto en la Universidad de Manchester en 1948 y se centró en el estudio de un concepto clave de la inteligencia artifical: ¿hasta qué punto podemos considerar a una máquina “capaz” de pensar? Como resultado de esta investigación, desarrolló un experimento conocido como test de Turing.

El test de Turing se basa en comprobar si un ordenador puede convencer de que es humano a un interrogador durante una conversación (suponiendo que el interrogador no sabe si está hablando con una persona o con un ordenador).

Aparte de la computación, Turing era un apasionado de la neurología y la fisiología y quiso aplicar sus teorías matemáticas a la biología. De esta forma llegó a completar un importante trabajo sobre la morfogénesis en 1952.

La última fase de la vida de Alan Turing es bastante triste, ya que fue sometido a juicio y condenado por homosexualidad, un delito grave en la Gran Bretaña de entones. Sus opciones de condena fueron la cárcel o un tratamiento hormonal. Turing optó por un tratamiento hormonal con estrógenos. Este tratamiento le provocó terribles efectos secundarios como obesidad, crecimiento del pecho e impotencia. Finalmente, en junio de 1954, Alan fue encontrado muerto en su casa, junto a una manzada mordida que contenía cianuro.

Y algunas curiosidades más…

1. Existe la leyenda de que el logo de Apple hace referencia al suicidio de Turing mordiendo una manzada envenenada, pero Steve Jobs lo desmintió en varias ocasiones.

2. Turing era bastante descuidado con su imagen personal y no pasaba desapercibido: iba totalmente desaliñado, no se afeitaba demasiado porque si se cortaba y veía sangre se mareaba y tenía los dientes amarillos aunque no fumaba.

3. Corría para desestresarse y alcanzó muy buenas marcas en maratón. En una carrera campo a través llegó por delante de Tom Richards, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1948.

4. Era muy maniático. Por ejemplo, encadenaba su taza de café al radiador para que nadie se la llevara, llevaba una máscara de gas en verano para evitar los efectos de su alergia al polen, tenía una bicicleta con la cadena estropeada que solo él sabía manejar… además de carecer de habilidades sociales, rasgo que algunos han asociado al autismo.