Diez prácticas para ahorrar energía y combatir el cambio climático

girasoles1. Escoge electrodomésticos de alta eficiencia energética (A, A+, A++) y utiliza bombillas de bajo consumo.

2. Si es posible, escoge un proveedor de electricidad que ofrezca energía procedente de fuentes renovables.

3. En cortas distancias camina o utiliza la bicicleta . Para trayectos más largos, plantéate la posibilidad de utilizar transporte público, como autobús o tren.

4. En invierno, baja el nivel del termostato 4 ó 5 grados cuando no haya nadie en casa o durante la noche (y en verano no abuses del aire acondicionado).

5. Asegúrate de que tu casa está bien aislada (cuando abras las ventanas en invierno para ventilar, ten en cuenta que con 10-15 minutos es suficiente. Así evitarás enfriar demasiado las habitaciones).

6. Apaga del todo los electrodomésticos o aparatos eléctricos cuando no los utilices.

7. Considera la posibilidad de utilizar el tren o el autobús en vez del avión o el coche para llegar hasta tu destino de vacaciones.

8. Si es posible, trabaja desde casa (aunque creo que en la mayoría de los casos esto es bastante difícil).

9. Apoya los programas de reforestación de las zonas tropicales con árboles autóctonos (y en general cualquier programa serio de reforestación o protección de los espacios naturales).

10. Educa a los demás. Explícales lo importante que es que cada uno de nosotros pongamos nuestro granito de arena en la lucha contra el cambio climático.

Fuente: www.energy.eu

Además de estos consejos de www.energy.eu para ahorrar energía, yo añadiría otro muy importante y al alcance de todos para ayudar a proteger el medio ambiente: colabora con el reciclaje! La separación de residuos en origen, es decir, en casa, no cuesta nada (el esfuerzo es mínimo) y es una gran ayuda para su posterior valorización y tratamiento y por extensión, para el medio ambiente. Separa el vidrio, el papel y los plásticos de la basura orgánica y lleva cada cosa a su contenedor correspondiente. Además, no tires el aceite por el desagüe ya que un sólo litro de aceite contamina miles de litros de agua. Lo mejor es guardar el aceite usado en un recipiente para depositarlo en los puntos limpios o en contenedores especiales (algunos supermercados tienen zonas donde poder tirar el aceite usado). Lo mismo para las pilas, baterías, aparatos eléctricos,…

¿Quieres comentar algo?