Project details

Dibujo artístico que muestra la escena en la que el velociraptor devora al protoceraptos / Fuente: BBC.

Dibujo artístico que muestra la escena en la que el velociraptor devora al protoceratops / Fuente: BBC.

Científicos de la Academia de Ciencias de Beijing (China) han descubierto un impresionante fósil que muestra a un velociraptor devorando a un gran dinosaurio herbívoro, un protoceratops. El fósil se encontró en Bayan Mandahu, en la Mongolia Interior. En los huesos del herbívoro se encontraron marcas que se corresponden con los dientes de su depredador. David Hone, autor principal del estudio explica que “las marcas estaban en y alrededor de partes de la quijada”, lo que indica que el velociraptor se alimentó de  la carroña de su presa, porque si no “el animal se hubiera alimentado primero de las caderas y tripas y no de las mandíbulas”.

Este hallazgo ayuda a confirmar la teoría que se formuló tras el descubrimiento en 1971 de un fósil en el que aparecían un velociraptor y un protoceraptos en posición de combate y que aparentemente habían muerto al mismo tiempo.  “El fósil de los dinosaurios en combate sugiere que hubo depredación. Si combinamos los dos fósiles tenemos clara evidencia de ambas conductas”, afirma el investigador.

Este importante descubrimiento, que ha sido publicado en las revistas Palaeogeography, Palaeoclimatology y Palaeoecology y recogido por la BBC, confirma la teoría de que los dinosaurios depredadores cazaban y se alimentaban de sus parientes herbívoros. Su estudio, junto con el fósil de 1971, aporta pruebas fundamentales de que los velociraptores se alimentaban de protoceratops de forma habitual, ya sea cazándolos o aprovechando su carroña.