Project details

Central nuclear

Central nuclear

La energía nuclear es una fuente de energía no renovable, ya que utiliza uranio o plutonio como combustible. Sin embargo no hay problemas de abastecimiento, porque la cantidad necesaria de combustible para hacer funcionar una central es muy pequeña y en la actualidad las reservas de uranio y plutonio son abundantes. Para muchos expertos, entre ellos el ecologista James Lovelock, la energía nuclear es la única fuente de energía que de forma realista puede ayudarnos a combatir el calentamiento global.

Pasemos ahora a lo básico: ¿qué es la energía nuclear? Pues es la energía que se encuentra en el núcleo de los átomos. Se puede obtener aprovechando la energía liberada en cualquiera de estas reacciones nucleares:

–  La fisión nuclear, que consiste en dividir el núcleo de un átomo en otros más pequeños.

–  La fusión nuclear, que consiste en fusionar o unir dos núcleos atómicos para formar uno más grande.

El descubrimiento de la posibilidad de obtener energía de las reacciones nucleares tiene su origen  en la famosa ecuación de Einstein que significa que la energía (E) es igual a la masa (m) multiplicada por la velocidad de la luz (c) al cuadrado. La velocidad de la luz es tan alta (300.000 kilómetros por segundo) que, por muy pequeña que sea la masa, la cantidad de energía obtenida será importante.

Actualmente, en las centrales nucleares sólo podemos obtener energía de fisión. La obtención de energía de fusión, que es la energía que se genera en el Sol, todavía está en fase de investigación y desarrollo.

Los combustibles nucleares son el uranio-235, un isótopo del uranio, y el plutonio-239, un isótopo del plutonio. Estos elementos son fisibles, es decir, que tienen unas características que los hacen idóneos para ser utilizados en reacciones de fisión. Para provocar una reacción de fisión se bombardea un átomo fisible con otra partícula, generalmente un neutrón. El impacto del neutrón sobre el núcleo del átomo hace que éste se divida en dos núcleos más pequeños a la vez que libera una gran cantidad de energía y dos o tres neutrones más. Estos nuevos neutrones vuelven a bombardear otros átomos y así se produce una reacción en cadena. En las centrales nucleares esta reacción se realiza de una manera controlada, y la energía obtenida se utiliza para producir electricidad. Una reacción de fisión incontrolable podría dar lugar a una explosión gigantesca, como ocurre en las bombas atómicas.

El principal problema de la energía nuclear de fisión es que se libera mucha radiación, que es peligrosa para los seres humanos y el medio ambiente. Por esta razón las centrales nucleares han de cumplir estrictas normas de seguridad. En un futuro post veremos qué es exactamente la radiación y cómo nos afecta si nos exponemos a ella.