10 abril 2009

¿Cuánto cuesta un parque eólico?

La construcción de un parque eólico supone una gran inversión y son necesarios varios años de operación para recuperarla. Según datos de EGA (Asociación Eólica de Galicia), el coste de levantar un parque eólico tipo de 23,2MW es de aproximadamente un millón de euros por MW.

Este coste se puede desglosar en cinco categorías:

  1. La obra civil.
  2. La infraestructura electromecánica.
  3. Los aerogeneradores.
  4. La contribución al refuerzo de la red eléctrica.
  5. Otros gastos: licencias, estudios de impacto ambiental, proyectos de ingeniería, etc.

En la siguiente imagen, extraída de la página web de la EGA,  puede verse de forma gráfica la repartición de coste por MW instalado en Galicia:

Los costes de un parque eólico

Salta a la vista que los aerogeneradores suponen la mayor parte de la inversión (más del 70%), seguidos de la infraestructura electromecánica (aproximadamente el 14%), la obra civil (cerca del 8%), la contribución al refuerzo de la red (alrededor del 5%) y gastos varios (menos del 3%).

Datos de la misma asociación eólica nos indican que los costes anuales relativos a la gestión y mantenimiento del parque ascienden a unos 17.500€ por MW.

Con todos estos datos, podemos calcular que la construcción de un parque eólico de 23,2MW tiene un coste aproximado de 23 millones de €, y dado que su vida útil suele rondar los 20 años, el coste de mantenimiento y gestión ascenderá a unos 8 millones de €. A estos gastos de explotación habría que añadir los de alquiler de terrenos, seguros, impuestos,… que fácilmente supondrán otros dos millones y medio de € durante la vida útil del parque.

Microorganismos para obtener alimentos

Los seres humanos han elaborado alimentos, como el pan, el yogur o el vino, mediante procesos de fermentación desde hace miles de años. Evidentemente, en el pasado no se conocía el papel que ejercen los microorganismos en los procesos de obtención de los alimentos fermentados.  Fue Louis Pasteur, en la segunda mitad del siglo XIX, quien descubrió la implicación de los microorganismos en estas técnicas.  El trabajo de Pasteur revolucionó la tecnología de la elaboración de los alimentos fermentados, permitiendo la exclusión de microorganismos que pudieran contaminar el proceso de fermentación y la selección de las cepas más eficientes.

En el sentido biológico, la fermentación es un proceso de transformación, en condiciones anaeróbicas (ausencia de oxígeno), de moléculas orgánicas en alcohol, ácido láctico y gases mediante la acción de ciertas bacterias y levaduras.

A continuación hablaremos brevemente de algunos alimentos y bebidas que se obtienen gracias a la acción de los microorganismos: el pan, el yogur, el queso, la cerveza, el vino y las bebidas alcohólicas destiladas.