29 diciembre 2008

¿Qué son los alimentos transgénicos?

Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido obtenidos a partir de un organismo modificado genéticamente. De esta manera es posible producir vegetales que resistan las heladas sin estropearse, o que sean tolerantes a los herbicidas. Existen muchas plantas transgénicas aunque, debido a diversas razones, sólo algunas están autorizadas.  Las más usuales son el maíz y la soja transgénicas.

Los defensores de los alimentos transgénicos nos hablan de los beneficios de este tipo de productos:

(1) Mejora de las cualidades nutricionales de los alimentos.

(2) Mejora de la preservación de los alimentos.

(3) Mejora de la utilización de las tierras de cultivo y disminución del uso de pesticidas. Potenciación de la producción de alimentos.

Los detractores de los alimentos transgénicos explican los riesgos potenciales del consumo y producción de este tipo de alimentos:

(1) Resistencia a los antibióticos.

(2) Reacción alérgica a los nuevos alimentos en personas susceptibles, sobre todo niños y bebés.

(3) Contaminación biológica a través del polen de los cultivos tradicionales que están cerca de los campos de transgénicos.

¿Cuándo se considera que un alimento es ecológico?

Los productos ecológicos, también llamados, orgánicos o biológicos son los productos naturales obtenidos sin la utilización de productos químicos, como abonos químicos o pesticidas, en ninguna de las fases de su elaboración. Pueden ser productos cárnicos, vinos y bebidas o vegetales.

Este tipo de productos suelen ser de alta calidad y se podrían catalogar como productos gourmet o delicatessen que principalmente se encuentran en tiendas especializadas. Además, existen estudios que demuestran que los productos ecológicos tienen un mayor contenido en vitaminas, minerales y otros nutrientes. Su punto negativo es su precio, por encima del de los productos convencionales, aunque poco a poco esta diferencia disminuye por la creciente demanda de la población hacia este tipo de alimentos.

¿Qué diferencia existe entre los alimentos prebióticos y probióticos?

Los alimentos prebióticos son sustancias no digeribles contenidas en ciertos alimentos vegetales derivados de los hidratos de carbono y que al ingerirlas, estimulan selectivamente el crecimiento de ciertas bacterias de la flora intestinal favoreciendo diversas funciones del organismo. En concreto, estimulan el crecimiento de los Lactobacillus y de las bifidobacterias.

Los tres tipos principales de prebióticos son los frutoologosacáridos, contenidos en los espárragos, la remolacha, las cebollas, etc., la inulina, presente en muchos alimentos como por ejemplo, el plátano y la oligofructosa, que podemos encontrar en diversas frutas y verduras.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la definición de probiótico es la siguiente: “Son microorganismos vivos que cuando son suministrados en cantidades adecuadas promueven beneficios en la salud del organismo huésped”. Por tanto, podemos decir que los alimentos probióticos son un suplemento alimenticio consistente en microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos beneficiosos como contribuir al equilibrio de la flora bacteriana intestinal y potenciar el sistema inmunológico.

Los efectos más destacados de los probióticos son sus propiedades beneficiosas en los casos de intolerancia a la lactosa, su capacidad de disminuir o mejorar los síntomas alérgicos y sobre todo mejorar el estreñimiento y otras enfermedades intestinales.

Los probióticos se pueden encontrar en el mercado en forma de cápsulas o pastillas, pero a menudo también contenidos en otros alimentos, especialmente en productos lácteos como el yogur. Algunas de las bacterias lácticas más usadas y estudiadas como probióticos son Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus casei

¿Qué son los alimentos funcionales?

Durante los últimos años, la población ha comenzado a interesarse y a preocuparse por llevar una correcta alimentación.  Debido a esto, se han generado  en el mercado nuevos productos enfocados a brindarnos beneficios adicionales, como menos calorías o grasa, más fibra o vitaminas, etc.

Los alimentos funcionales son aquellos alimentos que son elaborados no sólo por sus características nutricionales sino que contienen componentes beneficiosos que ayudan a mejorar la salud o reducen el riesgo de padecer enfermedades. Usualmente, a estos alimentos se les añade componentes biológicamente activos como vitaminas, minerales, fibra alimentaria, ácidos grasos o antioxidantes.

Es necesario aclarar que este tipo de alimentos no curan ni previenen enfermedades por sí mismos y de ninguna manera son indispensables. Simplemente suponen un complemento beneficioso para una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

¿Cuándo se produce una inversión de la temperatura del aire?

Una inversión de temperatura se produce cuando la temperatura del aire aumenta con la altitud, en vez de disminuir.  Esto quiere decir que una capa superior tiene el aire más caliente que su capa inmediatamente inferior. La consecuencia es que esa capa cálida actúa como una tapadera, ya que frena los ascensos verticales de aire. Este efecto actúa en contra de la dispersión de contaminantes, ya que impide que éstos alcancen capas altas. Hasta que se produzca la destrucción de la inversión de temperatura,  los contaminantes se acumulan en la capa de mezcla, lo que fácilmente puede provocar sucesos de contaminación del aire. Las inversiones de temperatura se destruyen cuando las masas de aire inferiores se calientan lo suficiente para empujar y superar a la capa cálida.

Un lugar común para la formación de inversiones de temperatura son los valles. Como ya hemos comentado,  la inversión de temperatura produce un “efecto tapadera” que impide los movimientos ascendentes de aire (el aire de la capa más baja está más frío y es más denso que el de la capa superior, por lo que no puede ascender), lo que provoca la acumulación y concentración de los contaminantes en las capas bajas. Las inversiones de temperatura en los valles están asociadas a las brisas de valle y montaña y se suelen producir por las noches, cuando el aire frío de las laderas de las montañas, que se enfrían más rápidamente que los valles, desciende hacia el fondo de los valles.

Contaminación del aire: contaminantes primarios y secundarios

Los contaminantes primarios son los que proceden directamente de las fuentes de emisión, como chimeneas, tubos de escape de los automóviles,… Algunos de los contaminantes primarios más comunes son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), los óxidos nitrógeno (NOx),…

Los contaminantes secundarios son el resultado de las reacciones químicas entre los diferentes contaminantes primarios o entre los contaminantes primarios y otros elementos comunes en la atmósfera. Ejemplos de contaminantes secundarios son el ácido sulfúrico (H2SO4), al ácido nítrico (HNO3),…

¿Qué es la gestión de residuos?

La gestión de residuos consiste en la recolección, transporte, procesamiento,  tratamiento, reciclaje y/o disposición de los materiales de desecho. Para que una gestión de residuos sea correcta debe hacer hincapié en las 3R’s: Reducir el volumen de residuos generado, Reutilizar los productos siempre que sea posible y Reciclar los residuos cuando la reducción y la reutilización no sean viables.

La siguiente imagen representa la jerarquía del residuo. Indica claramente que la simple disposición de los residuos en un vertedero es la opción menos favorecedora para el medio ambiente, ya que ese caso la gestión de residuos es mínima. Es fundamental prevenir y minimizar la generación de residuos y sacar el máximo partido a cada producto a través de la reutilización y el reciclaje.

Gestión de residuos

Gestión de residuos