21 septiembre 2008

¿Cuánto cuesta una instalación mini-eólica doméstica?

Las tres aplicaciones más comunes de la tecnología mini-eólica a nivel doméstico son:

Mini-aerogenerador doméstico

Mini-aerogenerador doméstico

Conexión Aislada: Es habitual en ubicaciones remotas sin acceso a otra fuente de suministro eléctrico y en domicilios particulares.  Los componentes necesarios serían: un mini-aerogenerador, un banco de baterías que almacenan la energía para su posterior uso, un regulador que regula los voltajes, la máquina y el correcto funcionamiento del sistema y un inversor de corriente que convierte la corriente continua almacenada en las baterías en corriente alterna a 220 V.

- Conexión a red eléctrica: Para verter electricidad a la red eléctrica. En este caso es necesario instalar a mayores un contador y el inversor debe ser específico para conexión a red.

Bombeo de agua: En el caso de que la aplicación del mini-aerogenerador sea el bombeo de agua, es precio instalar una bomba de desplazamiento positivo directamente conectada al regulador.

Según el presidente Bornay, una de las principales empresas fabricantes de aerogeneradores y otros productos relacionados con las energías renovables, el precio de las instalaciones domésticas de mini-eólica varía dependiendo del caso pero suele estar en torno a los 6.000€ por Kw.

A modo de ejemplo, hemos visitado una tienda on-line de productos relacionados con las energías renovables para conocer el precio de los diversos componentes de la tecnología mini-eólica. Hemos podido comprobar que son extremadamente diversos, dependiendo de las características de cada aparato:

El precio de los mini-aerogeneradores oscila entre los 500-1.000€ (potencia nominal de unos 400-500W) y los 15.000€ (potencia nominal de más de 4kW), dependiendo de las características de la máquina: la potencia que es capaz de generar, su resistencia, el ruido que produce,…

El precio del regulador y las baterías también depende de muchos factores, pero por término medio podemos decir que oscila entre 200€ y 400€ cada uno.

Los inversores suelen tener un precio superior, alrededor de los 1.000€-2.000€.

Los contadores pueden obtenerse por unos 100€.

Por tanto, podemos concluir que existe una gran holgura en el coste de una instalación mini-eólica doméstica. Las más básicas podrían estar en torno a los 3.000€-6.000€, y las más potentes pueden superar los 20.000€.

En todas las aplicaciones de mini-eólica, los costes de mantenimiento son bajos y en gran parte de las ocasiones el propio usuario puede llevar a cabo las tareas comunes de mantenimiento, revisión y sustitución de algunas piezas desgastadas. Los costes de instalación tampoco son elevados ya que no suelen requerir una gran obra civil ni maquinaria pesada.

Deutsches Technikmuseum – Berlín

Entrada al museo

Entrada al museo

El Museo Alemán de Tecnología de Berlín es increíble. Fui a verlo porque era un museo de tecnología y si estoy en una ciudad y tiene un museo de este tipo intento ir a visitarlo. Este apenas aparece destacado en las guías de Berlín (de hecho, la primera vez que estuve en Berlín ni me enteré de que existía), por lo que pensé que era pequeño y normalito. Nada más lejos: es gigantesco y lleno de cosas interesantes. Me encantó, y volveré a ir cuando regrese a Berlín porque, aunque estuve todo el día (desde las 10 y pico de la mañana hasta que cerró), no me dio tiempo a verlo bien, muchas partes tuve que pasarlas de largo. Reconozco que es agotador, porque llega un momento que ya no sabes ni lo que estás viendo. Tanta información deja “cao “al cerebro. Es algo similar a lo que pasa cuando visitas el museo de ciencia o el museo británico de Londres. Al final acabas literalmente agotado/a.

Volviendo al Museo de Tecnología de Berlín, creo que nunca vi tantos aviones (de la segunda guerra mundial y otras épocas) colgados en una misma sala (por no decir hangar). Lo mismo ocurre en otra sala con las cientos de enormes locomotoras. Impresiona mucho. Puedes hasta pasar por debajo de algunas de ellas. Tienen un vagón de los que  usaban en la Segunda Guerra Mundial para deportar judíos. Es horrible, cuando lo vi de repende (no sabía que estaba) me dio un vuelco al corazón. Luego hay zonas con exhibiciones sobre telecomunicaciones y computación, energía (motores de todo tipo), navegación, y sobre muchos tipos de actividades industriales. También está el Spectrum, una parte más participativa, en la que puedes experimentar diferentes cosas.

En fin, que si os gusta la historia de la tecnolgía os va a gustar este museo. La entrada es muy barata, creo que fueron 4,5 € . Nada para todo lo que ofrecen. Os dejo algunas fotos:

Estudio de televisión de 1958

Estudio de televisión de 1958

MuseoTecnologia (48)

Aviones

Spectrum

Spectrum

Vagón de deportación

Vagón de deportación

Requerimientos nutricionales

Los requerimientos nutricionales se definen como la cantidad de todos los nutrientes que una persona necesita recibir a diario para mantener un estado de salud óptimo. Para garantizar una buena nutrición es necesario tener en cuenta la cantidad, la variedad y la calidad de los alimentos, así como asegurarnos de que la dieta es la adecuada en relación a nuestro estado de salud, nivel de actividad, edad…

Las recomendaciones nutricionales indican un valor medio que, en general, resulta adecuado para la población. Sin embargo, no hay que olvidar que es sólo un promedio, por lo que esta recomendación puede resultar excesiva o insuficiente para algunas personas.

La tasa metabólica basal (TMB) es la cantidad de energía necesaria para mantener el funcionamiento del organismo en un estado de reposo absoluto, dentro de un entorno templado (20º C) y después de haber estado en ayunas un mínimo de 12 horas. Esta tasa de energía mínima es necesaria para que el organismo mantenga las funciones básicas como la respiración, los latidos del corazón, etc. Su cálculo depende del sexo de la persona. Las fórmulas son las siguientes:

Hombre: 66 + (13,7 x Peso en kg) x (5 x Talla en cm) – (6,8 x edad)

Mujer: 65,5 + (9,6 x Peso en kg) x (1,7 x Talla en cm) – (4,7 x edad)

Otro indicador importante es la tasa metabólica total (TMT), que se puede calcular en base a la tasa metabólica basal del individuo más el gasto energético de la actividad física diaria. Una forma aproximada de calcular este valor es multiplicar la tasa metabólica basal por un factor de corrección según el nivel de actividad física diaria:

Nivel de actividad bajo: 1,2

Nivel de actividad medio: 1,4

Nivel de actividad alto: 1,6

Nutrición, alimentación y dietética

Los términos nutrición, alimentación y dietética no significan lo mismo, por lo que es necesario aclarar las diferencias existentes entre ellos.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la nutrición es el “conjunto de procesos mediante el cual los seres vivos incorporan, modifican y eliminan sustancias procedentes del exterior”. La nutrición depende de la manera en que nos alimentamos.

Los objetivos principales de la nutrición son:

(1) Función energética: aportar la energía necesaria para que el organismo realice sus funciones.

(2) Función plástica: suministrar los “materiales” de construcción para la formación y renovación de las estructuras orgánicas.

(3) Función reguladora o protectora: aportar las sustancias necesarias de los procesos metabólicos del organismo.

La alimentación es la serie de acciones voluntarias y conscientes que consisten en la elección, preparación e ingestión de alimentos que contienen los nutrientes necesarios para la nutrición. En el momento en que termina la alimentación comienza la nutrición.

Las funciones que cumple la alimentación son:

(1) Calmar el apetito.

(2) Proporcionar al organismo los nutrientes necesarios.

(3) Mantener la salud del organismo o recuperar un estado de salud perdido.

La dietética es la disciplina que relaciona los alimentos con las necesidades nutricionales. Así, utiliza los alimentos de forma adecuada para proponer formas de alimentación equilibradas y variadas adecuadas a cada persona según su edad, salud…

La biotecnología de los alimentos

La biotecnología de los alimentos es un conjunto de técnicas o procesos que emplean organismos vivos o partes de ellos para producir o modificar un alimento o para mejorar las plantas o animales que se utilizan para su fabricación. Hoy en día, gran parte de los alimentos que comemos a diario pasan por diversas transformaciones biotecnológicas antes de llegar al mercado.

El ser humano ha utilizado la biotecnología desde hace miles años. En un primer momento, el objetivo principal fue solucionar la necesidad humana básica, es decir, la producción de alimentos: actividades tales como la preparación de pan, yogur, o bebidas alcohólicas mediante fermentación y la selección de cultivos y de animales domésticos para conservar las mejores especies.

No podemos negar, entonces, la estrecha y fuerte relación entre la alimentación y la biotecnología, que constituye una verdadera tradición de la humanidad.