Project details

En Mesopotamia, la astronomía se inició por la inquietud de este pueblo por conocer su porvenir (guerras, inundaciones…). Intentaban pronosticar qué les deparaba el destino mirando las estrellas. Otro de sus motivos era la regulación del calendario. Aunque sus fines eran adivinatorios, consiguieron grandes avances, como por ejemplo, la capacidad de prever eclipses lunares con antelación. Hacían un registro de sus observaciones astronómicas, y apuntaban la posición de las estrellas, los planetas…, así como los eclipses. No se preocupaban por entender el mecanismo de movimiento de los astros, su objetivo era predecir el futuro fijándose en su situación en el firmamento. Inventaron el Zodíaco, que hizo posible el registro numérico de las posiciones astrales en grados de longitud y también el horóscopo, a partir del cual comenzaron a hacer predicciones para personas individuales según la posición de los astros en el momento de su nacimiento. La astronomía mesopotámica, por tanto, no era científica en lo que se refiere las adivinaciones, ni  tampoco dado el hecho de que no les interesaba entender el por qué del movimiento de los astros. Pero sin embargo, sí lo era si tenemos en cuenta la regulación de su calendario, el completo registro que llevaban de las posiciones de los cuerpos celestes, la predicción de eclipses lunares y por supuesto, la invención del Zodíaco.