Project details

La llamada revisión por pares es un conocido método de control de la calidad de los artículos previo a su publicación y ampliamente utilizado en el mundo de la ciencia. Pero, ¿se puede aplicar también al mundo de la tecnología? Aún más, ¿se puede utilizar en el proceso de desarrollo de software? La respuesta es sí, y actualmente múltiples metodologías de desarrollo de software, sobre todo en la corriente de software libre (Open Source software), utilizan una variante de este método para el control de calidad de sus programas informáticos. Los proyectos software que incorporan la revisión por pares tienden a estar mejor diseñados, a contener menos errores, y por tanto, a ser más robustos.

En la revisión por pares clásica varios jueces o árbitros realizan una valoración de un artículo científico con el objetivo de decidir si cumple los requisitos mínimos de calidad, rigurosidad científica,… Si el artículo aprueba este examen será apto para ser publicado en una revista científica. Este sistema está absolutamente aceptado por la comunidad científica, y está implantado como el método de publicación de la ciencia.

En el mundo del software libre, la revisión por pares tiene su correspondencia en la llamada Ley de Linus: “Dados suficientes ojos, todo error es superficial” (Given enough eyeballs, all bugs are shallow”), que se puede interpretar como “Con suficientes revisores, cualquier problema puede resolverse fácilmente”. Esto se traduce en la práctica en que, si el programa open source está correcta y suficientemente documentado, cualquier persona capacitada para ello puede analizar, revisar y mejorar el código fuente, y además, de manera totalmente altruista. Potencialmente, miles de programadores en todo el mundo pueden aplicar sus conocimientos y experiencia para refinar el código de un programa informático, algo que ninguna empresa se podría costear. El beneficio que esto supone se destaca todavía más si tenemos en cuenta la subjetividad que lleva implícita la evaluación de la calidad en el mundo del software, donde nunca se puede estar absolutamente seguro de que no hay errores o de que se han cumplido al 100% las especificaciones.

En el sistema de revisión por pares que se utiliza en la evaluación de textos científicos se deben cumplir tres reglas para conseguir el mejor resultado posible. La primera es la paridad, que significa que los revisores deben ser especialistas en el mismo campo que el autor del artículo y además tener la misma categoría. La segunda es la pluralidad, que requiere que más de una persona realice la evaluación, y la tercera es el anonimato, que exige que el autor no sepa quien son sus jueces y viceversa, así como que los jueces no se conozcan entre sí. En el campo del software tenemos miles de programadores de todo el mundo que realizan las revisiones por lo que la pluralidad está más que garantizada. Con respecto a la paridad, es evidente que toda persona que actúe como evaluador de código fuente de un programa informático complejo debe ser un experto en el desarrollo de software, sino no aportará nada positivo a la revisión. El anonimato no se puede garantizar, pero es más que probable que se cumpla la mayoría de las veces dada la multitud de participantes y la propia naturaleza de Internet.  Además, en esta versión de la revisión por pares para software los jueces no son puramente jueces, sino más bien revisores o colaboradores anónimos cuyo objetivo es mejorar al máximo la calidad del proyecto que se está realizando.

La aplicación de la revisión por pares en el proceso de desarrollo del software es beneficiosa ya que hace posible la detección temprana de defectos, como errores en la programación, falta de adecuación a las especificaciones o fallos en la estructura. Además, fomenta el aprendizaje y la mejora de la calidad de los trabajos en el futuro.