Project details

Se denomina isla de calor a la diferencia de temperatura existente entre la zona urbana, donde siempre es mayor, y su entorno. Los edificios, los materiales (como por ejemplo, el cemento),… absorben radiación solar y funcionan como acumuladores de calor. De igual modo, las calefacciones, las industrias,… producen calor y contribuyen al efecto. El fenómeno isla de calor produce una circulación especial del aire que se puede resumir como sigue: en el centro urbano el aire caliente asciende, lo que provoca su enfriamiento y su descenso en los alrededores de la zona urbana. Entonces, aire más frío de las afueras penetra en la zona urbana para compensar el vacío creado por el viento ascendente.

La atmósfera de las zonas urbanas tiene unas características específicas que detallamos a continuación:

– Se sitúa en la parte inferior de la troposfera y se extiende desde la superficie de la Tierra hasta una altura variable (según la época del año, factores geográficos,…) que alcanza su máximo alrededor de los 5km de altitud.

– En la atmósfera urbana quedan retenidas la mayoría de las sustancias contaminantes que se emiten desde la superficie.

– Las turbulencias de aire, propiciadas entre otras cosas por la presencia de edificios de diferentes alturas, provocan que las sustancias contaminantes se mezclen entre sí creando contaminantes secundarios. Por ello esta capa de la atmósfera se llama capa de mezcla.