16 febrero 2008

Museos científicos de A Coruña

15022009716

Incubadora de La Casa de las Ciencias

Tenía que comenzar por los tres estupendos museos científicos que tengo en mi ciudad, A Coruña. Es una verdadera suerte contar con ellos tan cerca.
El más antiguo y quizás el más conocido es La Casa de las Ciencias. Es un pequeño y mítico edificio situado en lo alto del parque de Santa Margarita. Sus dos “símbolos” más característicos son la incubadora de pollitos que tienen en la planta baja (en la foto), algo sencillo pero sumamente tierno y bonito de ver, sobre todo para los niños, y el planetario del último piso. En el resto del museo se pueden ver exposiciones temporales, y módulos donde experimentar diversos conceptos científicos.

La visita a La Casa de las Ciencias es sumamente entretenida y  muy recomendable si se visita A Coruña. La entrada es muy barata, y además hay varios días al año de entrada libre y gratuita, por lo que no hay excusas.

Otro de los museos científicos es La Casa del Hombre, también llamada la Domus. Es un impresionante edificio con forma de vela de barco y situado mirando al mar, en el paseo marítimo. Está dedicado por completo al cuerpo humano y todo lo relacionado con él. Es más grande que la Casa de las Ciencias, e igual de entretenido. En la entrada tienen una especie de escultura hecha con libros que representa la estructura de doble hélice del ADN. Está muy bien hecha, a mi me gusta mucho.

Domus

En la Domus

Se pueden experimentar en primera persona un montón de cosas: puedes medir varias partes de tu cuerpo, pesarte y conocer el porcentaje de agua que hay en tu cuerpo, oir los latidos de tu corazón, probar la fuerza con que eres capaz de chutar un balón, conocer si tu alimentación es equilibrada, y muchas cosas más. En la foto estoy en uno de los módulos, que te dice tu altura y la longitud del fémur y del húmero.  También tienen una sala de cine en la que proyectan documentales sobre biología y temas similares, y suelen tener exposiciones temporales aparte de la exposición permanente.

El tercer y último museo científico de A Coruña es La Casa de los Peces, o Aquarium Finisterrae. Está casi metido en el mar, cerca de la Domus. Se pueden ver caballitos de mar, rayas, tiburones, y muchas más criaturas marinas. Su parte más espectacular es el Nautilus, una sala inspirada en el submarino del capitán Nemo (como su nombre indica, está claro) en la que estarás literalmente rodeado/a por el mar y por cientos de peces, tiburones, plantas marinas… es estupendo. Además tienen una zona exterior con focas, a las que alimentan durante el día para que los visitantes lo puedan ver.

Y bueno, estos son los museos científicos de mi ciudad. Espero que pronto tenga que hacer  un nuevo post sobre el futuro Museo Nacional de Ciencia y Tecnología que tendrá su sede central aquí, en A Coruña. Estoy deseando que abra, pero creo que aún faltan un par de años.

Ecosistemas de las zonas templadas

Se llaman “zonas templadas” a los territorios situados entre los 40º y 55º de latitud aproximadamente. Se conocen como “zonas templadas” porque las condiciones climáticas no son extremas en ningún momento del año. Sin embargo se distinguen diversos tipos de ecosistemas, dependiendo de la latitud, la influencia del océano, etc. A continuación enumeramos sus características típicas

Región templada europea

Bosque europeo

Bosque europeo

– Son característicos los bosques de árboles caducifolios (robles, castaños…), de coníferas (pinos, cipreses…) y mixtos entre ambos.
– La vegetación es abundante. Está constituida por tres estratos: un estrato arbóreo, un estrato arbustivo y un estrato primaveral.
– Los suelos son ricos y húmedos, con un humus (mull) de rápida mineralización.
– Los veranos suaves y los inviernos fríos.
– Las lluvias son abundantes durante todo el año.
– Los duros inviernos marcan la dinámica de la vida tanto animal como vegetal. Algunos animales emigran a zonas más cálidas durante esta época.

Región templada-cálida:

  • El clima mediterráneo
Bosque mediterráneo

Bosque mediterráneo

– Son característicos los bosques perennes mediterráneos.
– Los inviernos son suaves y los veranos calurosos y secos.
– Las lluvias son poco abundantes, con habituales sequías en verano y con presencia, a veces, de lluvias torrenciales.
– Hay una gran biodiversidad.
– Debido a la sequía veraniega, son comunes las plantas esclerófilas, adaptadas a la falta de agua. También son abundantes las plantas lianoides (tienen forma similar a una liana).
– La vegetación se encuentra en tres estratos: un estrato arbóreo, en el que son abundantes las encinas, un estrato arbustivo muy denso y un estrato herbáceo escaso por la falta de luz.

  • El clima subtropical húmedo
Laurisilva

Laurisilva

– El bosque representativo de este ecosistema es el bosque húmedo o laurisilva en el que abundan los árboles de hoja plana y perenne.
– Los inviernos son algo más duros que los mediterráneos y los veranos calurosos.
– Las lluvias son abundantes durante todo el año.
– Bajo los árboles se desarrolla un variado sotobosque con arbustos, lianas y epífitos (líquenes, musgo…). Hay una gran variedad de flores.

Museos de ciencia y tecnología

Una de mis grandes aficiones es viajar. Intento irme de viaje siempre que puedo… y nunca tanto como me gustaría.

Tengo por costumbre visitar los museos de ciencia o de tecnología de las ciudades a las que voy. Y he descubierto verdaderas maravillas en todos ellos.

En varios posts iré comentando cosas sobre cada uno de esos museos. Información sobre qué se puede encontrar en ellos, dónde están y qué es lo que más me ha gustado.

Espero que os interese tanto como a mi.

Diferencias entre ecosistema y bioma

De forma breve, podemos decir que un ecosistema es un sistema complejo y funcional formado por una comunidad (también llamada biocenosis) integrada en un medio físico (denominado biótopo). Una comunidad es el conjunto de las poblaciones de seres vivos de diferentes especies que conviven en un mismo lugar o ambiente y una misma franja temporal.

Las condiciones ambientales físicas y químicas del ecosistema, como los nutrientes, la luz, el clima, el agua o el pH del suelo, se llaman factores abióticos.  Estos factores actúan como freno del crecimiento de la población de seres vivos del ecosistema. En el desierto, por ejemplo, es el agua el principal factor biolimitante. Las relaciones que se producen entre los seres vivos que habitan en el ecosistema, incluyendo los factores nutricionales, se denominan factores bióticos. Tanto los factores bióticos como los abióticos forman parte del ecosistema.

Un bioma es un zona geográficamente definida con similares condiciones climáticas y similares comunidades de animales y plantas, por lo que engloba a un conjunto de ecosistemas característicos de una zona. He extraído de la wikipedia un mapa con los principales biomas del mundo:

Biomas del mundo

Biomas del mundo

¿Qué es la ecología trófica?

La ecología trófica es la rama o especialidad de la ecología que se encarga del estudio de los flujos naturales de energía y materia en los ecosistemas.

El flujo de la materia es el proceso cíclico a través del cual los “materiales” que forman los seres vivos van pasando de un nivel trófico a otro. Los vegetales recogen elementos químicos inorgánicos del suelo y los transforman en materia orgánica (hidratos de carbono). Luego, estas sustancias orgánicas son asimiladas por otros animales a través de la alimentación. Finalmente, vuelven a la tierra, a la atmósfera o al agua a través de las heces, o de la descomposición de sus restos al morir.

El flujo de energía es unidireccional. Entra en el ecosistema en forma de energía luminosa, la luz del Sol captada por los productores, y llega a los descomponedores. Parte de la energía se capta en cada nivel trófico, se utiliza para diversos procesos vitales y se desprende en forma de calor, de manera que no puede ser reutilizada en el ecosistema.

¿Qué es la ecología?

La ecología es una disciplina científica que:

– estudia las interacciones que se dan entre los seres vivos y su ambiente, así como entre los organismos entre sí.

– estudia de qué manera el ambiente influye en los seres vivos, tanto los factores bióticos (otros organismos: animales, vegetales, microorganismos… y las relaciones con ellos) como los abióticos (componentes físicos o químicos que determinan el espacio donde viven: luz, clima, pH del suelo, etc.).

– estudia las transformaciones que se producen en los flujos de energía y materiales en la naturaleza (= ecología trófica).

– estudia la distribución y abundancia de los seres vivos, la dinámica y estructura de las poblaciones y la organización biológica de las comunidades (= ecología de poblaciones y ecología de comunidades).

Es interesante añadir, además, que ecología engloba conocimientos de diversas disciplinas científicas como la biología, la geografía, la química, etc., por lo que su aplicación es más práctica en cuanto a la comprensión de la evolución de los sistemas y elementos naturales.

¿De qué manera ayuda la ecología a la protección del medio ambiente?

Dado que la ecología es una ciencia que estudia las relaciones existentes entre los seres vivos y el ambiente en el que viven, y las interacciones que mantienen los seres vivos entre sí, nos ayuda a entender el funcionamiento de los ecosistemas, así como la manera en que se ven afectados por elementos como por ejemplo, la contaminación, ya sea causada o no por el ser humano.

Se puede decir que el principal papel de la ecología en la protección del medio ambiente es justamente el profundo estudio científico que lleva a cabo sobre la naturaleza. Sus datos y las conclusiones de sus investigaciones son fundamentales a la hora de buscar soluciones y desarrollar planes que consigan minimizar el impacto y deterioro que el ser humano provoca sobre el medio ambiente en su actividad diaria.